Entradas

Tu camino al emprendimiento comienza aquí

En estos tiempos que corren, miremos hacia donde miremos nos encontramos con empresarios novatos acuciados por la necesidad de conseguir una fuente de ingresos. Dado que no es una tarea sencilla, quiero hacer mención a una serie de claves para hacer este camino lo más llevadero posible.

Lo ideal sería comenzar nuestra empresa con una idea innovadora pero de bajo riesgo, contando en lo posible con recursos propios ya que aunque esto en sí no es garantía de éxito, sí aumenta las posibilidades de que el negocio tienda a desarrollarse favorablemente.

No conviene tomar decisiones apresuradas encaminadas a acelerar el crecimiento de nuestro negocio. Debemos hacer cuidadosos estudios de mercado para analizar si el tipo de empresa que queremos desarrollar es el adecuado para nuestro entorno.

Procura distinguirte de tus competidores ampliando prestaciones o aportando algún valor que te haga destacar del resto.

Sé consecuente con tu decisión: has decidido ser un emprendedor, por lo que dormirte en los laureles no procede. Mantente alerta y que nada te frene.

Evita pedir dinero a entidades bancarias para no endeudarte. En el caso de que por ti mismo no logres reunir el efectivo necesario para comenzar, recurre a personas de confianza para que la devolución sea menos onerosa.

Una vez en marcha, y para mantener tu liquidez, reduce al mínimo tus costes fijos y controla minuciosamente los registros de pagos a tus proveedores y los de cobros a tus clientes. Asegúrate de que se cumplan los plazos estipulados.

Mantén tu mente abierta a nuevas posibilidades como la asociación con otros emprendedores, y cuanta oportunidad de reciclaje que se te presente. Esto te ayudará a evitar sorpresas desagradables.

Muévete, hay muchos foros de emprendedores en los que puedes encontrar contactos muy interesantes. Así tendrás la posibilidad de aumentar tu cartera de clientes o compartir experiencias. Con ello podrás hacer crecer tu negocio y tus oportunidades de triunfar.