videomarketing

Rompe moldes con el videomarketing. Comunica, atrae y potencia tu negocio

Hace años, hacía vídeos el que podía. Si en casa tenías una cámara de vídeo doméstica, eras un privilegiado con un poder tan grande como tu imaginación. A día de hoy, hace vídeos quien quiere. Los creadores de contenido han dejado las imágenes salvo para tutoriales paso a paso (y ya casi ni eso) para enfocarse en la creación audiovisual. Ante la facilidad de consumo de estos contenidos, los motores de búsqueda comenzaron a dar una relevancia especial al audiovisual. Y a día de hoy, el videomarketing es un elemento fundamental en cualquier plan de marketing serio.

Por supuesto, aquí nos vamos a referir al videomarketing de cara a lograr objetivos. No hablamos de creación de contenido sin una meta bien definida.

 El videomarketing no solo va de hacer vídeos

Detrás de cada pieza audiovisual hay un plan, una estrategia de la que forma parte y para la cual ha sido creada expresamente.

Igual nos estamos poniendo un poco intensitos. Reformulamos:

Cuando quieres potenciar un mensaje, utilizas el videomarketing para crear piezas que impacten de una u otra forma. No vas improvisando por el camino; esto no es una batalla de gallos. En marketing digital todo se mide, de forma que la intención de esta acción concreta está enfocada en conseguir unos resultados.

Vamos, que esto no es un vídeo de arte y ensayo: Warhol ya quemó todos los cartuchos.

Y ahora que intuyes lo que debe haber detrás de cada acción de videomarketing, vamos  a dar un paseo entre bambalinas para identificar los aspectos esenciales a tener en cuenta.

Arrancamos.

Las piezas audiovisuales no impactan porque sí

El trabajo previo a cualquier producción, por pequeña que sea, reúne a un buen puñado de personas capaces de hacer que el mensaje se proyecte y entienda como debe.

Y para eso:

Debes definir unos objetivos

Parafraseando a Uri Geller: «Concéntrate… ¿Qué quieres conseguir?» ¿Quieres convertir seguidores en clientes?, ¿quieres lanzar un nuevo concepto al mercado? Sea lo que sea, deberás tenerlo claro: solo así te acercarás a quien quieres.

Lo que nos lleva al siguiente punto.

Conoce a tu audiencia

Porque solamente así podrás comunicarte con ella. No es lo mismo dirigirse a la chavalada de 15 años, que a la sabia madurez de un público de 70.

Lo pillas, ¿no?

Por ello, siempre tienes que tener en cuenta el tipo de espectador para el que estás desarrollando contenido. No puedes ir a por todas, a diferencia de lo que dicen en las pelis.

Y para eso, nada mejor que crear ese segmento poblacional, o ahondar un poco más en ese aspecto y construir uno o varios buyers persona.

Una vez sepas a quién te diriges…

Elige los canales de difusión que creas conveniente

La plataforma de vídeos por antonomasia es Youtube, pero también existe Vimeo, por ejemplo, por no mencionar el resto de redes sociales que permiten la propagación de contenido audiovisual.

Piensa en todo momento la horquilla de edad que quieres abarcar y a partir de ahí decide.

Y, por favor, cuida la presentación, la metadescripción, las palabras con que lo describas…

Porque el vídeo forma parte del posicionamiento SEO

Cada aspecto cuenta. Más allá del contenido del vídeo, el resto de elementos que acompañan al archivo son muy, muy importantes porque trabajarán para posicionarlo.

Piensa que un bot de rastreo no sabe lo que hay en tu pieza de videomarketing. No ve el vídeo y dice «Bien, bien, bien… Vale, esto va de…» Nanay, el bot sabe que hay un vídeo, pero no tiene forma de saber lo que hay dentro a menos que tú se lo digas.

Eso hará que el vídeo sea visto por ese público objetivo del que hablábamos antes.

Y hablando de SEO…

Comprueba los resultados de tu acción de videomarketing

Que para algo están. Configura la cuenta de Analytics y comprueba el tráfico que llega desde tus plataformas de difusión.

Hagas lo que hagas, comprueba siempre los resultados.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.